Saturday, November 18, 2017

Jubileo: Falta ahorro y sostenibilidad en la renta petrolera

Bolivia debería pensar en cómo generar ingresos a partir de la renta petrolera, quizá, apostando a fondos de ahorro y de inversión —como los hay en todo el mundo— que generen intereses y rendimientos para las generaciones futuras, reflexiona el analista de Hidrocarburos de la Fundación Jubileo Raúl Velásquez durante un conversatorio realizado en Sucre.

Ni en el periodo 2004-2014, conocido como “superciclo” por haber sido una década en la que Bolivia recibió grandes ingresos económicos en regalías e impuestos directos a los hidrocarburos (IDH), ni después, con la renegociación de los contratos, los gobiernos aplicaron criterios de ahorro y sostenibilidad a partir de la renta petrolera.

“No hay ningún criterio de sostenibilidad y de ahorro, y eso nos parece crítico”, enfatizó, con preocupación, el analista de Hidrocarburos de la Fundación Jubileo Raúl Velásquez, durante un conversatorio sobre la realidad actual del manejo de los hidrocarburos en Bolivia.

En la charla, realizada en pasadas semanas en Sucre, participaron representantes de organizaciones civiles, economistas, políticos y periodistas.

La Fundación Jubileo es una institución de la Iglesia católica con base en La Paz que trabaja en ámbitos políticos, sociales y económicos desarrollando procesos de investigación, información y formación sociopolítica, en busca de construir capacidades para la incidencia política abierta a la sociedad civil, a las estructuras del Estado y al relacionamiento de carácter internacional.

Descuido

Un principio que ha sido descuidado en los últimos diez años es el ahorro, hizo notar el analista de Jubileo al comparar la situación actual de Tarija y el gas natural con la penosa historia de la riqueza minera de Potosí.

Según Velásquez, no se ha tenido la capacidad de generar fondos de ahorro y de sostenibilidad que permitan garantizar dos aspectos: el primero, la volatilidad de los precios de los hidrocarburos (suben y bajan dependiendo de las fuerzas del mercado y las cotizaciones en las bolsas internacionales).

El país, de acuerdo con la política sugerida, debería “ahorrar una parte para que, cuando el precio caiga, sacar de ahí y darle sostenibilidad al gasto público: educación, salud, etc.”.

El segundo aspecto es pensar en las generaciones futuras, para cuando posiblemente no haya gas o, si hubiera, sea un combustible que ya no se comercialice en el mundo.

“Recordemos que la COP (Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático) y los acuerdos de París hablan de que hasta el 2030 los países deberían dejar de consumir energía proveniente de combustibles fósiles. Entonces, aunque el mundo siga usando ese gas como energético, hay que pensar en las generaciones futuras”, complementó el analista de Jubileo.

Fondo de inversiones

Según su planteamiento, el dinero podría ir a un fondo que invierta en determinados activos y genere una rentabilidad para las próximas generaciones.

Velásquez mencionó como ejemplo de la toma de previsiones en este tema a Noruega, un país cuyo fondo de ahorro le permitió el año pasado obtener más ingresos por concepto de intereses que por la venta de petróleo.

En su criterio, Bolivia debería pensar en cómo generar ingresos a partir de la renta petrolera, quizá, apostando a fondos de ahorro y de inversión —como los hay en todo el mundo— que generen intereses y rendimientos para el futuro.

La necesidad de debatir

“Si vamos mucho antes, hasta la historia de Potosí, parece que no ha sido suficiente para los bolivianos. No hemos aprendido que son recursos naturales no renovables, que se cotizan a precios volátiles, que tienen épocas de expansión y de contracción, y que en épocas de expansión hay que ahorrar para las épocas de contracción”, aleccionó.

Para eso, considera necesario generar debates como el que se desarrolló en la Capital, para discutir de qué manera se deberían invertir los ingresos que Chuquisaca percibe por concepto de regalías e IDH.

“Si bien estamos en la antesala de un nuevo contrato (de venta de gas) con Brasil, que posiblemente cambie las expectativas que se tenían en cuanto a la generación de ingresos, aun así es un sector que seguirá produciendo gas natural y seguirá generando ingresos. Entonces, hay que reflexionar dentro de los departamentos productores cómo se deberían redistribuir esos ingresos”, enfatizó.

Velásquez indicó que las regiones productoras se han dedicado a pelear por “una tajada de la torta” (los campos compartidos), pero no tanto a debatir sobre qué se hace con los recursos del gas de cara al futuro.

Pasado y presente

De acuerdo con su explicación, el Estado tiene una participación en la renta petrolera de un promedio del 70%. La renta ya no beneficia solamente a los cuatro departamentos productores de gas, sino a los nueve a través del IDH. También a los 339 municipios, a 10 universidades, al TGN, las FFAA, la Policía, pueblos indígenas beneficiados y adultos mayores. Velásquez remarcó que un tema polémico es el de la participación de las FFAA y la Policía, algo que, según comentó, llama mucho la atención en el exterior del país. Sin embargo, en Bolivia casi no se debate sobre el asunto.

Las regalías departamentales representan un 11% benefician solo a las cuatro regiones productoras. Como pasa en general con la renta petrolera, para las regalías no hay criterio de ahorro para las generaciones futuras, señaló Velásquez.

En conclusión, Velásquez dijo que existe la necesidad de una reforma al sistema de distribución de la renta petrolera. “El anterior esquema era muy favorable a las empresas y el actual, muy favorable al Estado. Hay que buscar quizás un punto intermedio”, sentenció.

Al respecto, manifestó que una “clara muestra es que no hay suficiente inversión en exploración: YPFB no tiene la capacidad de hacerlo, ni financiera ni técnicamente. De hecho, han pasado diez años y no hay un solo campo que sea operado por YPFB de manera directa. Hay unos cuantos, chiquitos, operados por dos subsidiarias, YPFB Andina y YPFB Chaco (99% del Estado y 1% de ex trabajadores petroleros), pero en Andina tenemos el 51% de acciones (el 49% es de Repsol)”.

Dirigiéndose a los presentes, estimuló: “¿Ustedes, desde sus espacios, pueden incidir a generar la necesidad de una cumbre departamental fiscal y de desarrollo?”.

Chuquisaca no tiene una visión política de hidrocarburos

Chuquisaca es un departamento muy importante en términos de proyección, si hablamos de las perspectivas de sus campos gasíferos, pero en general no tiene una propuesta sobre hidrocarburos, una visión de política hidrocarburífera.

Esa es una de las conclusiones planteadas por el analista de Hidrocarburos de la Fundación Jubileo Raúl Velásquez, durante un conversatorio realizado en Sucre con la participación de representantes de organizaciones civiles, economistas, políticos y periodistas.

Entre otras afirmaciones, destacó que el Gobierno trató de impulsar un desarrollo más micro, a nivel municipal, en desmedro del desarrollo regional, lo cual plantea un desafío en cuanto a visión de desarrollo.

“Estamos yendo a una visión de desarrollo cada vez más local, olvidándonos un poquito del desarrollo regional”, dijo.

Hablando de una regalía per cápita, Velásquez mencionó que hay años en los que Beni (un departamento que no produce hidrocarburos) recibió más regalías que Chuquisaca (departamento productor). Esto significa que las políticas petroleras generaron inequidad, no solo entre regiones sino también entre municipios.

Dos campos importantes

Los campos Azero y Huacareta, con una potencialidad significativa para el país, trabajan bajo lo acordado en los nuevos contratos, suscritos en 2009. Estos contratos determinan una baja participación de YPFB, mucho más que en los contratos de operación (2006).

En el caso de Azero, la empresa petrolera pasa 500 mil dólares al año en la fase de exploración y 1 millón de dólares en explotación. Prácticamente nada considerando que, por ejemplo, para el caso de Sábalo, YPFB recibió hasta 50 millones de dólares al año. La justificación, según Velásquez, es que en los nuevos contratos la petrolera estatal está como socia.

Si en Azero se encuentra gas, las extranjeras Gazprom y Total deben formar obligatoriamente, porque así se halla especificado en los nuevos contratos, una nueva empresa en la que YPFB tendrá una participación del 51% mientras que las dos multinacionales mencionadas, del 49% restante.

“Equipo multidisciplinario”

Juan José Romero

(Ex presidente de Codeinca)

“¡Cómo hemos despilfarrado semejante cantidad de dinero! El Gobierno estuvo en la gran bonanza y lamentablemente ahora que comienza a caer se ve en la necesidad de aplicar más restricciones (…) Reuniéndonos, debatiéndonos, así no se hace (…) Deberíamos crear un cuerpo, equipo multidisciplinario conformado por abogados, ingenieros, técnicos, economistas, etc., a la cabeza de la Universidad, con recursos de la Gobernación y la Alcaldía, pero no ad honorem, que comience a analizar los criterios de distribución de la renta petrolera, que hay que cambiar. Ese mismo equipo debe plantear que no se despilfarren los recursos: siempre se dijo ‘plantar el oro negro para después cosechar’. Pero no se hizo”.

“Una distorsión muy grande”

Fernando Rodríguez

(Experto en hidrocarburos)

“Hay una distorsión muy grande en cuanto a distribución per cápita; por ejemplo, un mismo porcentaje de IDH para un departamento grande y otro chico, lo que significa ‘buena’ educación y salud para un departamento chico y ‘mala’ para otro grande (…)

Para empezar, tenemos que cuidar nuestras regalías y nuestro IDH en función a lo que tenemos, a la Ley 3058, ver qué hacemos con esa plata y después ver si se cambia o no la ley.

Por un lado, cuidar los precios (del gas) para el pago de regalías. Por otro lado, en este momento estamos quemando casi 8 millones de m3 en generación a gas (240 millones de pies cúbicos de gas por día, es decir, 720 mil dólares que perdemos por día, según los precios actuales), en vez de generar energía hidroeléctrica. Entonces, tenemos que sembrar el gas para que sea un círculo virtuoso, no vicioso”.

“Es difícil cambiar los porcentajes”

Álvaro Ríos

(PAIS)

“Históricamente hemos dependido de la plata, del estaño y ahora del gas. Si la renta petrolera son los ingresos de la producción de hidrocarburos, descartando el costo, tenemos que estar conscientes de que toda la producción de gas la estamos vendiendo a Brasil y Argentina.

Me parece preocupante. Y al no tener la información adecuada, se hace difícil hacer un análisis correcto. El nivel central del Estado prácticamente quiere acaparar toda la distribución petrolera. Y dos, deberíamos profundizar el debate de adónde tenemos que destinar lo que vamos a recibir; los precios son volátiles y eso perjudica a futuro. Va a ser difícil cambiar los porcentajes de redistribución. Creo que no existen las condiciones subjetivas ni materiales para llegar a ese punto del famoso Pacto Fiscal”.

“La experiencia de Noruega”

Lorenzo Catalá

(CAINCO)

“En 1995, hace 22 años, Noruega decide crear un fondo de compensación con apenas 250 millones de dólares. Hace escasos días atrás veía que ese fondo hoy suman 900 mil millones de dólares. ¿Y qué diferencia su mirada de la nuestra? Que ellos dijeron: ‘no nos vamos a farrear el dinero de hoy, porque si hacemos eso viviremos la enfermedad holandesa’. Ellos tuvieron dos cosas que los bolivianos no tenemos en este momento: confianza en un Estado y trabajo con una mirada de largo plazo. A nuestras autoridades les importa el momento.

¿Cómo invirtieron esos recursos? No se invierte en Noruega, sino fuera, para no distorsionar la economía (…) No somos capaces de ver el bien mayor, nos quedamos con la mirada corta.

Por otra parte, esto de ‘sembrar el gas’: el gran problema que tenemos es que queremos sembrarlo ahora y que dé frutos ahora mismo. Es un error”.

“Impacto en la densidad estatal”

Franz Flores

(Universidad)

“Con un grupo de docentes estamos haciendo una investigación que trata de densidad estatal y desarrollo: el impacto que ha tenido la renta hidrocarburífera, entre 2001 y 2012, es notable en la densidad estatal. ‘Densidad estatal’ entendida como la provisión de educación, salud, alcantarillado, agua y demás.

Hoy, hay una mayor presencia estatal en Bolivia (…) Los recursos petrolíferos, pese a lo que uno puede imaginar, se están invirtiendo en educación y salud, según datos del Censo 2012. Quizás no sea suficiente, podría ser mucho más. ¿Qué prueba ese impacto? El hecho de que Tarija asume el liderazgo, sus recursos han repercutido en su densidad estatal (…) ¿Crear una instancia de análisis? Quizá no dependiente de la Gobernación, la clave es hacer trabajar a la Universidad. Sería una instancia legítima, académica, no política. Es su rol, su deber proponer soluciones de desarrollo”.

“¿Qué poder tiene Chuquisaca?”

Marcelino Higueras

(CODEPANAL – CH)

“¿Qué queremos ser como Chuquisaca? Tenemos dos exámenes: en Incahuasi, ¿qué hemos hecho como universidad, como profesionales, etc.? Nos hemos preocupado de que no teníamos documentos para fundamentar, no teníamos investigaciones, estábamos perdidos. ¿Hemos vencido ese examen o nos hemos aplazado?

El otro examen es Pacto Fiscal, razón y base de discusión de distribución de los recursos de los hidrocarburos. Muchos han entrado prácticamente vencidos al debate (…) ¿Qué hemos hecho como Chuquisaca? El Pacto Fiscal ha llegado a unos apuntes de proyectos…

¿Qué poder político real tiene Chuquisaca ante el nivel central del Estado? Al margen de los representantes, ¿cuán valedero es el poder departamental si se llegaran a discutir los porcentajes de redistribución?”.

“O el modelo fracasó o se agota”

Germán Gutiérrez

(Político)

“Tengo la sensación de que la estrategia de hidrocarburos ha llegado o está llegando a su fin, o ha fracasado o se está agotando. El MAS implementó una forma de manejo de la economía con el Estado muy presente, y habría que ver qué tipo de beneficios y perjuicios ha generado el manejo de los hidrocarburos por parte del Estado. En 10 años, los recursos de los hidrocarburos son infinitamente superiores a los que se recibió en toda la historia de Bolivia (…) Es lógico, obvio, el impacto en la densidad estatal.

YPFB se ha modificado de mil maneras, no sé si con estudios o sin estudios. Hay una serie de sinrazones que, a simple vista, parecen ilógicas. Cualquier tipo de definición no es técnica ni de manejo de la economía, sino de cómo apreciamos que debe ser el manejo del poder, qué hacemos con este modelo de país. Institucionalmente en Chuquisaca estamos muy débiles, y es nuestra culpa”.

“Que cada cual cumpla su rol”

Liliana Sánchez

(Universidad)

“El tema de fondo es la desinstitucionalización que tenemos a nivel de departamento. ¿Comisión? ¿Cumbre? ¿De quiénes? Se supone que se crearon niveles autonómicos, hay una asamblea con distinta representación, etc., sin embargo no cumplen su rol. Tú quieres hacer una fiscalización y te conviertes en enemigo poco más de todo el mundo.

¿El nivel de ejecución es un indicador de desarrollo? Si no has ejecutado más del 50%, te aplazaste. Alguien decía: ‘yo me alegro cuando no ejecutan porque si van a gastar como sea y por lo que sea…’. Es un problema de fondo que venimos arrastrando.

Nunca se va a dar una comisión porque no va a haber recursos para pagar (…) Se discute hace mucho tiempo, pero no terminamos de aterrizar. EL tema de la institucionalización debería convertirse en un tema de que cada cual cumpla su rol; para eso se les paga”.

“Empecemos a construir”

Marlene Salinas

(CISICH)

“Además de ser histórica nuestra marginalidad, tiene que ver también con la actitud que tenemos. Falta autocrítica para darnos cuenta, a nivel institucional (en general), de en qué estamos fallando. Siempre escuchamos decir que deberíamos dejar nuestros colores de partidos políticos y velar por los chuquisaqueños y los sucrenses, pero después vemos que somos solo el 4% de una votación nacional.

Tenemos elementos a favor, tenemos una autonomía ganada con el voto del pueblo, legítima, con competencias, que todavía no está siendo desarrollada y ni siquiera se acerca a lo que realmente debería ser.

Y el Pacto Fiscal se está volviendo una lista de proyectos (…) El hecho de agruparnos no solamente tiene que ser para decir ‘todo está mal’, puede ser una buena instancia donde empecemos a construir”.


Monday, November 13, 2017

Cedla sugiere crear clasificadores presupuestarios de género

El Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla) planteó promover la creación de calificadores presupuestarios sensibles a género, después de realizar un análisis de los presupuestos de entidades públicas entre 2010 y 2015.

El estudio “Estado de situación de las políticas estatales y los presupuestos públicos en la lucha contra las violencias a las mujeres”, realizado por el Cedla, estableció que “el Estado boliviano todavía no cuenta con partidas presupuestarias específicas para las políticas de género ni para la lucha contras las violencias a las mujeres”.

Asimismo, el Centro de Estudios advirtió que no se cuenta con información desagregada por sexo en las políticas públicas para medir los logros o dificultades.

Ante ese escenario, en el estudio se planteó, además de promover la creación de clasificadores presupuestarios sensibles al género, incentivar el desarrollo de indicadores en relación a políticas públicas de género y de lucha contra las violencias a las mujeres.

Asimismo, propuso promover el intercambio de experiencias interinstitucionales a nivel subnacional (dentro y fuera de Bolivia) que hayan logrado desarrollar programas, servicios o cualquier tipo de sistema de prevención, protección y atención a mujeres en situación de violencia.

El documento señala que en el período de análisis (2010-2015), tanto en los presupuestos de municipios como de departamentos, se demostró falta de voluntad política, capacidad técnica y sensibilidad social para garantizar el cumplimiento de los derechos de las mujeres y prevenir situaciones de violencia.

En el estudio se resalta datos como los municipios sólo destinaron el 0,2% de sus presupuestos en acciones de atención, prevención y protección de las mujeres víctimas de violencia en razón de género, y que las gobernaciones centran su inversión en el “cemento” y no en políticas sociales o de desarrollo humano. (Erbol)

Thursday, November 9, 2017

Aldeas Infantiles SOS inició campaña navideña "Detalles que dejan huella"

Con el fin de continuar el arduo apoyo a más de 500 niñas y niños en riesgo de perder el cuidado parental y de quienes ya lo han perdido, Aldeas Infantiles SOS presentó ayer su campaña navideña bajo el nombre de "Detalles que dejan huella", la cual pretende colectar cerca de 130 mil bolivianos.

"Detalles que dejan huella" tiene varios significados, una de ellas es porque el diseño de las tradicionales tarjetas navideñas es exclusivo, ya que llevan plasmados las huellas de las manos y pies de las niñas y niños beneficiarios de los diferentes programas que esta entidad ofrece a dicha población vulnerable.

"Estamos haciendo la presentación de nuestra colección de la campaña navideña 2017, "Detalles que dejan huella", en estas palabras y en esta frase hay significado muy profundo, porque permitirá a nosotros dejar huella en la vida del ser querido al regalarle un producto de Aldeas SOS, pero principalmente poder dejar una huella en la vida de los niños y niñas, que por alguna razón están en riesgo de perder el cuidado parental o ya lo han perdido", expresó el gerente de Aldeas Infantiles SOS en Oruro, Marco Tapia.

Como cada gestión, todo lo recaudado en esta campaña permitirá seguir brindando la atención a las 500 niñas y niños beneficiarios de los diferentes servicios que Aldeas Infantiles SOS ofrece, entre ellas: el servicio "Mi hogar, tu hogar", "Protegiendo la infancia", "Mejor oportunidad de vida", "Conteniendo familias" y "Familias unidas-familias fortalecidas".

Tapia ponderó el espíritu solidario y la participación de la población orureña en la adquisición de los diferentes productos, pues la gestión pasada se recolectó cerca de 90 mil bolivianos, para este 2017 se tiene previsto alcanzar la suma de 130 mil bolivianos.

PRODUCTOS



Para esta gestión se tiene las tradicionales tarjetas navideñas, tazas con cuatro diseños, tazas térmicas para automóvil, tomatodos, balones de fútbol, básquet y voleibol, cada uno de los productos ya están a disposición de los interesados, los cuales podrán adquirirlos en sus oficinas, en la avenida 6 de Agosto y Prolongación Campo Jordán, los números telefónicos 52 31020 o 5244432, y en el portal www.aldeasinfantiles.org.bo.

"Para esta gestión, por el hecho de adquirir un paquete de 10 unidades (tarjetas navideñas), se puede acceder a un sorteo de un auto cero kilómetros y una moto, donados por una empresa amiga que es Imcruz, el sorteo será a nivel nacional el 4 de enero del 2018", apuntó.

Wednesday, October 18, 2017

Fundación Effetá Población sorda requiere políticas públicas

La directora de la Fundación Effetá (Ábrete), Paola Pastor, a tiempo de afirmar que el país necesita políticas públicas de inclusión para personas sordas, señaló que este sector afronta múltiples dificultades que van desde comunicación para acceder a una educación, atenciones en hospitales y lugares públicos.

La educación es uno de los mayores problemas para este sector, la mayoría de las unidades educativas no los acepta a pesar de la ley existente, argumentando que la población no está preparada, que el colegio no es apto o simplemente que no hay cupos.

“Si bien podríamos utilizar la ley de inclusión como un respaldo para nosotros, no es saludable incluir a los niños en un lugar donde verdaderamente no quieren trabajar con ellos, porque la relación no va a ser la mejor, (…) necesitamos personas dispuestas a iniciar un verdadero proceso”, explicó Pastor.

Precisó, asimismo, que la minoría de maestros que se titulan conocen el lenguaje de señas. “Las personas con discapacidad auditiva están expuestas a diferentes desventajas y deben afrontar dificultades desde la visita a un médico, donde necesitna un intérprete, para hacerse entender lo que supone un costo adicional de la consulta”, dijo.

Apuntó que la cantidad de intérpretes en la ciudad de La Paz llegan aproximadamente a 100 personas, cantidad insuficiente, debido a que en cada espacio o entidad pública se debería contar con una para lograr su entendimiento.

Sin inclusión

Pastor afirmó que si bien existe una ley que defiende e incentiva la inclusión de toda persona con discapacidad, la dificultad está en los medios, es decir que las escuelas pueden recibir a los niños sordos sin embargo no aceptan la posibilidad de incluir a intérpretes.

“Si bien un niño sordo puede estar incluido, pero si no cuenta con una persona que hable y entienda su lengua, entonces no es una inclusión verdadera, porque los maestros no manejan el lenguaje de señas”, manifestó.

Fundación

La Fundación Effetá es un centro sin fines de lucro, que trabaja con niños y jóvenes de La Paz y El Alto, la mayoría de ellos son provenientes de familias de bajos recursos, por lo que trabajan con aportes voluntarios de familias.

El gasto mensual de la Fundación oscila entre 800 y 1.000 dólares, por lo que se necesita recaudar fondos para que continúe trabajando en beneficio de la población sorda.

En ese marco, el domingo 29 de octubre, a partir de las 11.00 horas, en la unidad educativa Juan Francisco Bedregal, de la zona de Miraflores de La Paz, se llevará acabo la “Feria a la inversa”, donde se ofrecerá una variedad de platos.

El objetivo es que con lo recaudado se garantice el funcionamiento de la fundación, apoyando a la inclusión educativa de los 25 alumnos con los que cuentan actualmente.

Cedib: hidroeléctrica Cambarí afectará el núcleo de Tariquía



El Centro de Documentación e Información de Bolivia (Cedib), a través de su investigador Óscar Campanini, advirtió en un reciente estudio que la hidroeléctrica Cambarí, priorizada entre los proyectos a ejecutarse en el quinquenio 2016-2020, será construida en el núcleo de la Reserva de Flora y Fauna Tariquía, afectada actualmente con tareas de exploración hidrocarburífera. Los impactos que se prevén serán en la biodiversidad.

“Las actividades extractivas no vienen solas; una abre el camino y las otras se sirven de todas estas inversiones en infraestructura, lo primero en Tariquía es con hidrocarburos, está empezando a entrar con sísmicas, abren sendas que se van convirtiendo en caminos, hay algunos pozos que requieren otras infraestructuras”, aseveró.
Campanini señaló a ANF que el proyecto hidroeléctrico surgido en 1973 forma parte de una serie de 14 proyectos en la Cuenca del río Bermejo identificados por estudios de la Organización de Estados Americanos (OEA), posteriormente en 1995 Bolivia y Argentina firmaron el acuerdo de Orán por el cual establecieron el marco del aprovechamiento múltiple de la Alta Cuenca del Río Bermejo y Río Tarija y se priorizaron tres presas: Las Pavas, Arrayazal y Cambarí.
“El 2002 el proyecto resurge priorizando Cambarí por los bajos impactos sociales, pero no considera los serios impactos sobre la biodiversidad (…). Lo preocupante con Cambarí es que se encuentra justo en la zona núcleo de la Reserva Tariquía, si bien el área de inundación no es tan grande o impactante como los casos El Chepete-Bala o Rositas, lo preocupante es que sus impactos serán intensos en la biodiversidad en la zona más importante en conservación”, señaló.
El 2005 por la Ley 3042 se priorizó el proyecto Cambarí en el marco de un acuerdo bilateral. El investigador mencionó que el área que pretende ser afectado con la hidroeléctrica es una zona de transición de corredores de biodiversidad que vincula los ecosistemas de Bolivia y Argentina.
El proyecto hidroeléctrico Cambarí estima la generación de 93 megavatios (Mw) de potencia con una inversión de $us 274 millones. Según la ficha técnica de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), el inicio de la construcción de la presa estaba previsto para marzo de este año y su conclusión para diciembre de 2020. Se encuentra en la fase de estudio de preinversión.

Impactos no estudiados
El investigador señaló que no existe un Estudio de Evaluación de Impacto Ambiental (EEIA) adecuado, pues los realizados entre 1997 y 2000 adolecen de problemas que comprometen su propósito, con sesgo para justificar obras y minimizar riesgos, carencia de datos hidrológicos, de sedimentos, de sismicidad del sector de Cambarí.
“Hay una serie de presas proyectadas, unas que están más abajo, son los argentinos que se han opuesto y han hecho gestiones ante instancias binacionales, el 2002, hubo hasta financiamiento para hacer estudios, y los que se movilizaron fueron los argentinos, pero desafortunadamente está en Bolivia y tendrá afectaciones a la biodiversidad”, afirmó.
Del río Bermejo dijo que dependen otros sistemas hídricos, como los ríos Guaycurú, Guaycurú Chico, Guaicurucito y Laguna Yema en Formosa.

Thursday, October 12, 2017

La Cepal pronostica que economía boliviana crecerá un 4% este 2017


Bolivia crecerá este año un 4% y para 2018 también expandirá su economía en ese porcentaje, manteniéndose como uno de los países de América Latina y el Caribe con los mejores indicadores, informó este jueves la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) al dar a conocer las revisiones de las proyecciones de crecimiento económico presentadas en julio pasado.

La proyección de la Cepal es menor en dos décimas a la que presentó, también esta semana, el Fondo Monetario Internacional (FMI), que señaló que Bolivia crecería 4.2% hasta fin de año.

Puedes leer: La región cerrará el año con 1,2% de crecimiento y Bolivia con 4,2%, según el FMI

Además, se conoció en este reporte que los países de América Latina y el Caribe crecerán este año un 1,2 % en promedio, mientras que para 2018 experimentarán un repunte de la actividad económica que llegará al 2,2 %, la tasa más alta desde 2013.

La Cepal observó un crecimiento para este año levemente superior al que pronosticó entonces, que fue del 1,1 %.

"Como ha sido característico en los últimos años, la dinámica del crecimiento mostraría diferencias entre países y subregiones", indicó la Cepal mediante un comunicado de prensa.

Así, el país que más crecerá este año es Panamá (5,5 %), cuyo producto interno bruto (PIB) llegará al 5,4 % en 2018.

En el lado opuesto, Venezuela, único país que experimentará un decrecimiento, sufrirá en 2017 una caída del 8 % en su actividad económica, que en 2018 registrará un retroceso del 4 %.

Tras Panamá, los países de mayor crecimiento del PIB son República Dominicana (4,9 % en 2017 y 5,1 % en 2018), Nicaragua (4,5 % y 4,5 %, respectivamente), Paraguay (4 % y 4 %), Bolivia (4 % y 4 %), Costa Rica (3,9 % y 4 %), Honduras (3,7 % y 3,7 %), Guatemala (3,4 % y 3,5 %), Uruguay (3 % y 3,2 %) y Perú (2,5 % y 3,5 %).

Les siguen Argentina (2,4 % y 2,7 %), El Salvador (2,4 % y 2,4 %), México (2,2 % y 2,4 %), Colombia (1,8 % y 2,6 %), Chile (1,5 % y 2,8 %), Haití (1 % y 2 %), Brasil (0,7 % y 2 %), Ecuador (0,7 % y 1) y Cuba (0,5 % y 0,5 %).

Por áreas, y tras dos años de contracción económica, las economías de América del Sur, especializadas en la producción de bienes primarios -en especial petróleo, minerales y alimentos- crecerían en 2017 a una tasa positiva del 0,7 %, ligeramente por encima del 0,6 % proyectado en julio pasado.

Para el año 2018 se espera un mayor dinamismo en esta subregión, que crecería al 2 % en promedio, señaló la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.

En tanto, para las economías de Centroamérica, se espera una tasa de crecimiento del 3,4 % para este año y del 3,5 % para 2018.

"En este contexto potenciar la inversión tanto pública como privada resulta esencial, así como también la diversificación de la estructura productiva hacia una con mayor valor agregado e incorporación de tecnología y conocimiento", enfatizó la agencia regional de la ONU

Monday, October 9, 2017

Rotary "Sebastián Pagador": Crearán banco de aparatos ortopédicos para personas de escasos recursos

El Rotary Club "Sebastián Pagador", realiza una serie de actividades con el fin de recolectar fondos para la creación y fortalecimiento de un banco de aparatos ortopédicos, para entregárselos de forma gratuita a personas con discapacidad, de escasos recursos económicos y que no pueden comprarlos.

El reciente viernes se desarrolló una presentación del elenco teatral "Tra-la-la Show", cuya primera función estuvo auspiciada por Rotary Club "Sebastián Pagador", donde se logró recaudar más de siete mil bolivianos, que irán destinados íntegramente al banco de aparatos ortopédicos.

"Hemos visto que entre la población de personas con discapacidad hay muchas necesidades, una de ellas es la falta de estos equipos que no permiten que las personas se desplacen, hay pacientes que necesitan sillas de ruedas, muletas y andadores", indicó la presidenta del Rotary Club "Sebastián Pagador", Liseth Burgos.

Esta iniciativa inició la gestión 2016, con una kermesse, pero lo recaudado no fue suficiente para concretar el proyecto, es por ello que en esta gestión se hicieron actividades para la recolección de fondos.

"Una experiencia que tuvimos, fue en un concurso de cochecitos sin motor que presentó Rotary Club San Miguel, nosotros presentamos a dos niños con discapacidad, pero nos tuvimos que prestar las sillas de ruedas para que ellos participen, así como estos niños vemos que hay bastante necesidad, principalmente en personas con enfermedades crónicas que no pueden movilizarse", sostuvo Burgos.

Este banco de aparatos pretende funcionar en las próximas semanas, estará dispuesto para la gente que lo requiera, quienes recibirán previamente una evaluación de su salud por parte de un equipo técnico integrado por profesionales del área de salud que también son parte de la entidad rotaria.

"Pretendemos que en un mes, a más tardar, ya esté funcionando el banco de aparatos ortopédicos, con lo recaudado en la semana se va a hacer la compra de equipos y se pondrá a disposición de la población", finalizó la presidenta.